ATAQUE A TRAICIÓN. WARREN BUFFETT, DISTRIBUCIÓN Y COMPARACIONES. RUSSELL 2000.

El título no se refiere a la tregua entre Israel-Gaza, tampoco al conflicto Rusia-Ucrania ni al embrollo Argentina-Acreedores.

Las correcciones del mercado suelen ser esquivas y desde el año 2009 realmente anómalas, cuando las autoridades decidieron programar la marcha económico financiera, crear un entorno financiero artificialmente «reflacionado» y un económico subvencionado.

Independientemente del experimento, por norma general las correcciones tienden a ser sorpresivas, a suceder en momentos de máxima complacencia y cuando además los inversores se muestran menos atentos.

Las vacaciones son muy propicias para que el factor sorpresa permita el hundimiento con los náufragos a bordo, las caídas con los inversores comprados.

Naturalmente, no es el caso de los inversores institucionales, quienes vienen vendiendo acciones desde hace meses y promoviendo el proceso de distribución de activos al que tantas veces ha aludido este blog.

Tampoco a los insiders, quienes también llevan meses en posición netamente vendedora y a ritmos desconocidos desde hacía años, curiosamente coincidente con los techos previos de mercado en 2.007 y 2.000.

El ejemplo del máximo gurú del mundo inversor, Warren Buffett es muy elocuente. Manejar un gigante de las características de Berkshire no permite movimientos rápidos ni es aconsejable la actuación bajo los efectos emocionales de los procesos correctivos del mercado. Sólo operaciones puntuales de cobertura y ventas parciales y comedidas para minimizar el impacto de las caídas pero sobretodo evitando causar un verdadero desplome bursátil con sus propias ventas.

Así, los gestores de semejantes buques se deben anticipar al conjunto de inversores y operar con el máximo sigilo tanto en procesos de acumulación como de distribución de acciones. Buffett lleva meses sin realizar grandes operaciones corporativas y su posición de liquidez es verdaderamente llamativa.

A final del segundo trimestre del año, el Sr. Buffett conocido también por aconsejar de manera recurrente vender cuando se observa complacencia y comprar con pánico de mercado, mantenía en efectivo alrededor de $55.000 millones lo que supone la posición de liquidez históricamente más elevada.

Dice no encontrar oportunidades en un mercado con precios altos y opta por mantenerse en espera para aprovechar la oportunidad que proyecta encontrar una vez se relajen las cotizaciones y valoraciones.

Aunque la corrección ha sido verdaderamente esquiva y se presenta tras el desarrollo de un largo proceso de distribución, iniciado el pasado otoño, ahora que los inversores están convencidos y optimistas, anestesiados y tumbados al sol se están produciendo unos movimientos peligrosos para sus carteras.

Observemos el comportamiento «distributivo» del mercado analizado desde la perspectiva del índice de pequeñas y medianas empresas, Russell 2000, cuyas alzas terminaron el pasado otoño y desde entonces no ha conseguido otra cosa que emplear tiempo el colocar, distribuir, papel entre los inversores.

RUSSELL 2000 semana

RUSSELL 2000  semana

 

 

 

La superposición de escenarios arriba señalada es una alternativa con proyección para el descenso de las cotizaciones. No es el escenario que consideramos hoy más probable… (reservado para suscriptores)… seguiremos vigilando al gurú entre otros, futuros cambios en su postura frente al mercado, y el desarrollo de los acontecimientos.

Interesados en recibir información adicional y más concreta sobre mercados, más gráficos y exposición ocasional de estrategias con riesgo controlado y detallado, les animo a meditar la posibilidad de suscribirse al blog. Información en cefauno@gmail.com

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.