CONSUMO Y PARO «NEW NORMAL». DOW JONES

Los datos macro USA continúan permitiendo a Wall Street defender una opinión consensuada de optimismo económico y el buen dato de Ventas al Menor de agosto ha sido aprovechado para justificar esa visión.

La economía «New Normal» es compleja y difícilmente explicable con los parámetros ortodoxos y habituales, caracterizada por baja velocidad de crucero crónica, fragilidad de la demanda e inestabilidad duradera en el tiempo.

El Census Buerau publicó el viernes los datos de Ventas al Menor de agosto, +0.6%, mejorando ampliamente la expectativa del mercado, situada en +0.4%.  

Realmente, según los datos facilitados, el crecimiento comparativo año a año fue muy robusto, +5%. La fortaleza del comportamiento de las ventas reside en la vigorosa marcha de la venta de vehículos, ya que sin su aportación las ventas ex-autos mejoraron un 0.3%

Unas ventas de coches mayoritariamente realizadas a crédito, cuya demanda del mismo es de baja calidad y considerada subprime desde hace meses por casas de análisis como Standard & Poor´s.

Recordemos las advertencias lanzadas por la agencia el pasado 26 de marzo y la interesante información del post del pasado 4 de junio:  VENTAS DE COCHES CORROBORAN LA TRISTE REALIDAD

“La agencia de calificación S&P advirtió el pasado 26 de febrero: “In our opinion, we’re at a turning point with respect to subprime auto loan performance, similar to where we were in 2006″.

“Actualmente, los americanos deben algo más de $800.000 millones en créditos tomados contra sus coches y camiones, alrededor del 34% es considerado subprime y otro 10% subprime definitivo, con ratios -credit-test-score- por debajo de 550.  Esta cifra de morosidad supone dos veces la que había en este segmento de crédito en 2009.

Los señores banqueros -bankgsters- han decidido esparcir el riesgo titulizando alrededor de $18.000 millones de esos créditos, es decir, trasladar el riesgo a los inversores de igual manera que hicieron con los créditos hipotecarios subprime.”

Sea como fuere el futuro que depara a este sub-sector crediticio, las ventas de coches están disparadas y han coadyuvado en la mejora del consumo.

No obstante, las ventas de grandes cadenas de distribución son negativas respecto de agosto de 2.013 y las ventas de muebles, ropa o de electrónica están estancadas comparadas con el mismo periodo del año pasado. Las ventas declaradas por tiendas de alimentación y ultramarinos han crecido un 2.1% en el año, cuando la tasa oficial de inflación alimenticia es del 2.7%… la inflación de la cesta de la compra es muy superior!.

La economía ha crecido en el primer semestre del año ligeramente por encima del 1.5%, en términos de deuda casi un billón de dólares en el último año hasta alcanzar la mareante cifra de $17.745.880.000, según usdebtclock (según datos del Tesoro USA en septiembre de 2013 la deuda ascendía a $16.738.183.526.697,32), superando el 100% de su PIB  y ha creado 2.1 millones de empleos también durante el último año. 

Decepcionante situación, los datos oficiales de empleo presentan una imagen idílica, sólo 6.1% de paro, pero esos 2 millones de empleos creados no han facilitado un impulso en la demanda, mientras la data-dependiente Reserva Federal no ha podido cumplir con las advertencias lanzadas por Bernanke en mayo de 2013 al anunciar la eliminación de estímulos una vez el paro cayera por debajo del 6.5%.

La cocina, manoseo y manipulación de los datos oficiales permite ofrecer al mundo una foto fija positiva pero el tiempo hace aflorar la verdadera realidad.

La economía está estancada, convive en un círculo vicioso, con los precios bajos (estanflación?) y sufriendo una trampa de liquidez aguda entre mares de deuda pública y privada. Esta deuda a su vez, inhibe el crecimiento económico y ralentiza la inflación, así como la demanda agregada y por tanto el PIB, de manera que los ingresos fiscales caen y los gobiernos se endeudan adicionalmente.

En esta tesitura, los Bancos Centrales llevan tiempo intentando romper el círculo vicioso, combatir la caída de precios y estimular la demanda, mediante estímulos masivos y tipos cero… pero han inundado el sistema con liquidez y absorbido la toxicidad de la deuda como nunca antes.

Esta situación entraña riesgos serios no deseados y difíciles de gestionar, no se puede perpetuar en el tiempo y la FED, que comenzó con esta política en 2.008 y antes que el BCE, comenzó retirando estímulos hace meses.

Ms Yellen, mañana anunciará previsiblemente  el penúltimo recorte y en octubre el final del QE.

Mala noticia para los mercados.

DOW JONES semana

DOW JONES Semana 

 

 

 

La situación técnica de los índices… (reservado en atención a los suscriptores)

Apreciados lectores interesados en recibir más información y más concreta de mercados, estrategias incluidas… suscríbanse al blog! con una pequeña aportación de €0.67 / día (€60 al trimestre) podrán colaborar en su mantenimiento.

Información en cefauno@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.