DATA DEPENDENCIA Y CAÍDA DE COTIZACIONES. SP500, DOW JONES

La batería de datos macro americanos publicada la semana pasada presenta un entorno económico favorable y en recuperación a pesar de la precariedad de base manifestada en el empleo, la demanda, consumo, inversión, circulación del dinero…

Crecimiento trimestral -Q2 preliminar- del 4%, índice de actividad económica ISM subió hasta 57.1, la confianza del consumidor disparada hasta 90,1, niveles de 2007, sexto mes consecutivo de creación de más de 200.000 empleos, ventas de coches… todos los datos conocidos la semana pasada superaron con creces las expectativas del consenso, incluso la menos amigable presión salarial.

La economía sorprende positivamente y, contra el sentido común, los inversores venden y corren a buscar refugio con una intensidad no experimentada desde hace meses. 

Los índices de volatilidad se han catapultado al alza y subido alrededor del 70% en pocas semanas. Los principales índices bursátiles han protagonizado la caída semanal más intensa del año.

SP500 semana

SP500 semana

 

 

 

 

El sentido común del mercado, no el considerado racional, sí advertía la posibilidad de que el mercado respondiera con nervios. Una clave la expone Jon Hilsenrath al preguntarse en Wall Street Journal, «Puede la FED mantenerse paciente con el debate de subida de tipos tras los datos?»

Especialmente, cuando el viernes Jeffrey Lacker, miembro del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal y presidente de la FED de Richmond, declaró que el mercado está sobreestimando las capacidades de la FED “They may be placing more weight on that than I think it deserves, They may think we have more conviction about that than we do.”

Además indicó que el mercado de futuros sobre tipos de interés de corto plazo está demasiado complaciente con la subida de tipos y que descuenta un comportamiento más gradual del que las propias autoridades pueden controlar.

De hecho, los futuros sobre Fed Funds Rate estiman que los tipos estarán en el 0.75% o menos a finales de 2.015 con un 62% de probabilidad, frente al 1.13% que descuenta la media en el propio consejo de la FED.

La data dependencia de la FED también aporta lecturas menos positivas para los fines de la autoridad monetaria y la comunicación (Fedspeak) se hace cada vez más imprescindible para abortar el desencanto de los inversores.

El resto de claves son antiguas, conocidas, patentes y analizadas en este blog desde hace meses mediante la actualización de numerosos, casi la mayoría, indicadores, pauta, testigos bursátiles de riesgo…

Tras el desarrollo de una pauta terminal lenta y pesada, que ha sido minuciosamente seguida en las últimas semanas el Dow Jones finalmente rompió a la baja y se aceleró el movimiento considerablemente, cayendo en picado hasta la siguiente referencia técnica de control de precios.

DOW JONES 60 minutos

DOW JONES 60 min

 

 

 

 

El descenso se detuvo exáctamente en el entorno esperado, el más probable de acuerdo con lecturas de más corto plazo.

Independientemente de la posibilidad de asistir a un repunte desde estos niveles, normal para recomponer los intradiarios y relajar sobreventa en plazos cortos, observando desde un espectro temporal más amplio no conviene bajar la guardia y más bien esperar una eventual ruptura de la directriz de tendencia con origen en marzo de 2.009 -trazo rojo discontinuo-.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.