EL ACUERDO FISCAL USA (BY TOYS´R US) NO ALEJA LA INCERTIDUMBRE

Las negociaciones entre partidos USA para evitar el irradiado «precipicio fiscal» finalmente han concluido. Con 257 votos a favor y 167 en contra han alcanzado un acuerdo en la Cámara de Representantes, previo a remitirlo al presidente Obama para su firma y disposición legal definitiva prevista para hoy miércoles.

Los mercados presentan un gran optimismo en todo el mundo, abriendo el año con subidas espectaculares que rondan el 2% en los principales índices, las primas de riesgo se están desplomando y el mercado de divisas se muestra razonablemente tranquilo con caídas del Dólar inferiores al punto porcentual.

Al margen del gran optimismo propagado desde los medios, la impresión general sobre el acuerdo alcanzado es decepcionante. Se trata de un pacto necesario y conveniente para evitar el desorden en el corto plazo pero muy inconveniente en lo relativo al sostenimiento estructural de las cuentas públicas, control de deuda y reducción drástica del déficit.

¿Por qué sube el mercado entonces?. El mero hecho de haber sorteado un problema que se venía vaticinando desde hacía meses supone un alivio, así como algunos detalles del acuerdo.

Por ejemplo, las rentas altas (superiores a los $400.000 /año, muy altas más bien)  a partir de ahora tendrán un tipo impositivo del 39.6% frente al 35% anterior. Gracias al acuerdo alcanzado, los impuestos por dividendos y plusvalía no irán a ese tipo del 39.6%  sino que quedan establecidos en el 23.8% y en el rango del 15% al 18.3% para rentas entre $250 y 450 mil.

Este factor es ligeramente positivo para la renta variable por no espantar a los inversores y supone una victoria republicana. Victoria negociada y que se compensa con la derrota en el área de recortes de gasto que defendía el partido demócrata.

El senado ha permitido ignorar el necesario recorte del gasto, aplazando en dos meses el programa de ajuste de $110.000 millones establecido en el plan automático recién sorteado. Incluso la extensión del subsidio por desempleo aprobada por importe de $30.000 millones no ha sido compensada con otros recortes.

También pendiente, queda la resolución al problema del techo de deuda. La semana pasada Tim Geithner anticipó posibilidades para posponer el problema unas semanas, usando «medidas extraordinarias» o triquiñuelas contables que eviten sobrepasar el actual techo durante unas semanas, quizá hasta principios de marzo. Así, la incertidumbre permanecerá y la volatilidad estará servida en los mercados.

De momento el mercado está respondiendo con fuerza alcista, gracias en parte al bajo volumen de contratación que permite exagerar los desplazamientos, pero el riesgo de corrección es aún elevado. Será interesante analizar la encuesta de sentimiento inversor esta semana, la semana anterior fue muy positiva y esta podría mostrar lecturas extremadamente alcistas si el señuelo de evitar el precipicio fiscal ha surtido el pretendido efecto en la psicología de la masa inversora.

El índice tecnológico tiene margen de subida cercano al 4% sin aún alterar las lecturas técnicas correctivas todavía hoy más probables!

NASDAQ 100, 30 minutos

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.