ENTRESIJOS DE AUTOCARTERA. SP500.

Las compras y anuncios de futuro aumento de autocartera, Buybacks, están de moda, se están disparando a pesar de que la historia reciente advierte resultados no muy prometedores. El aumento de autocartera se intensifica en fases de mercado caro.

Los Buybacks decoran algunos ratios financieros, reducen el Total de Acciones en Circulación y, con los mismos beneficios pero menor número de acciones, el ratio Beneficios por Acción mejora. También mejoran el ROA -Rentabilidad sobre Activos- y PER.

Por contra, esta nueva estructura de capital carece de capacidad para robustecer ingresos y eventualmente, el mercado tenderá a exigir ratios PER más ajustados.

JP Morgan: «The other side effect of elevated dividends and share buybacks is that these distributions to shareholders may reduce the long term potential of the company to grow relative to the alternative of capital spending.»

Además de autocartera, en una situación de exceso de liquidez, es práctica normal aumentar inversión y elevar dividendos. La partida destinada al pago de dividendos -pay out- es hoy aproximadamente la mitad de lo que las empresas dedican a inversión, cuando en 1.970 el ratio era infinitamente menos favorable para partidas de Pay-Out.

Ambas opciones de ingeniería financiera, que tanto están colaborando junto con la FED con las subidas de las cotizaciones, no gozan de los efectos estructurales de la inversión productiva, (contratación de empleados, compra de maquinaria, procesos productivos, proyectos de inversión…)

El efecto bursátil del incremento de Buybacks es positivo en tanto la tendencia es alcista. Sin embargo, se torna peligroso cuando la tendencia de los índices gira, al evaporarse un importante factor de demanda precisamente cuando las cotizaciones caen.

FactSet Buyback Quarterly, es un informe recomendable sobre la evolución, rentabilidad, expectativas… de las compras de autocartera.

Vean el siguiente cuadro de Dividendos + Buybacks de acciones del Dow Jones, cortesía de Mebane Faber:

pfe

Las decisiones de inversión de los empresarios responden, además de lo comentado, al cambio de mentalidad promovido por un sistema que premia el cortoplacismo.

El sistema actual incentiva a los directivos empresariales con bonus ligados a rentabilidades conseguidas a final de año, dos o hasta planes quinquenales. Los ejecutivos tienen el horizonte temporal de sus decisiones ligado a las respectivas fechas-bonus y actúan intentando lograr objetivos en sus plazos. Consecuentemente, las empresas sufren cierta miopía y se involucran menos en inversiones estructurales.

La triste realidad económica de nuestros días naturalmente incide en las decisiones de inversión, debilidad crónica de la demanda, y falta de expectativas reales a futuro no permiten descontar mejoras de ingresos ni justificar nuevos proyectos de inversión.

Pero curiosamente, la compra de autocartera es buen argumento para los directivos que ante el inmovilismo inversor y cortoplacismo, se escudan en la pregunta trampa ¿dónde invertir mejor que en nuestra propia empresa?. Todos contentos, los inversores, muchos también cortoplacistas, intuyen confianza en la empresa de parte de los gestores y observan mejora de ratios y los directivos logran bonus.

La cantidad de efectivo que atesoran las empresas USA en caja está en zona de máximos históricos, mientras la inversión mejora sólo tímidamente por el momento. Las compras de autocartera han sido muy significativas en los últimos años pero continuarán en los primeros compases de 2014.

Existe la posibilidad de invertir en empresas cuya actividad en autocartera es elevada, a través del ETF siguiente… aunque no muy recomendable a estos precios.

ETF. BUYBACK ACHIEVERS INDEX

BUYBACKS ETF

 

 

 

 

El ETF ha acompañado al rally del conjunto del mercado desde marzo de 2009… y un poco más, subiendo cerca del 250% en el periodo hasta hoy, frente al 235% del Naz-100. Las caídas de los años 2007 – 2009 reflejan, sin embargo, una correlación perfecta.

El mercado no ha celebrado la noticia del Show de Washington, desbloqueando el sequester, al considerarlo un parche y espera noticias sobre el techo de deuda en la idea de que la disciplina fiscal es una falacia peligrosa.

La mirada atenta a la posibilidad TAPER en la reunión de la próxima semana también incide en la indecisión inversora y ligeras caídas, que por cierto, tienen aspecto de intensificarse.

Conviene mantener la perspectiva expuesta en el post del pasado viernes: «En vista del desarrollo intradiario, el movimiento de recuperación desde los mínimos del jueves se trataría de un mero rebote técnico, o pull-back, en busca del usual test a la directriz perdida…».

Tras el pull-back esperado, el índice ahora pone a prueba su fortaleza contra soportes de más corto plazo. La probabilidad de ruptura y caídas es elevada.

SP500 15 minutos

SP500 15 minutos

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.