EUROPA AL BORDE DE LA RECESIÓN Y DRAGHI DEL QE, ¿CÓMO SERÁ?. EUROSTOXX

De nuevo Europa es motivo generalizado de preocupación, aún no tan severa como lo fue en 2.012 cuando el deterioro económico forzó al BCE a ser muy agresivo en su planteamiento y coger las riendas de la confianza con decisión, por unos datos de evolución económica débiles que suponen un lastre para el crecimiento económico global.

La economía en Alemania mostró tasa de crecimiento negativa en el segundo trimestre, Francia nula, Italia negativa. -0.2%, después de un también negativo -0.1% del primer trimestre situación oficialmente considerada de recesión, igual que Portugal…

Draghi apuntó el lunes “Recent indicators gave no indication that the sharp decline in economic activity in the region has stopped»,

Los datos de actividad económica recién publicados, PMI manufacturero y de servicios, han sido bajos y los peores del año, inferiores a las estimaciones de los expertos. El índice PMI Compuesto ha quedado en 52.3 frente a 52.6 estimado y el de Nuevos Pedidos ha caído hasta 51.2.

EUROSTOXX 50 mensual

EUROSTOXX 50 mes

 

 

 

 

A diferencia del mercado americano en máximos históricos, la bolsa europea aún tiene por encima los máximos relevantes anteriores de los años 2.000 y 2.007.

El aspecto técnico de la figura -cuña ascendente- desplegada desde los mínimos «whatever it takes» de verano de 2.012, es dudoso y presenta implicaciones usualmente bajistas.

EUROSOTXX50, semana

EUROSTOXX 50 semana

 

 

 

 

La actividad manufacturera de la locomotora europea, Alemania, ha caído hasta niveles de hace 15 meses y la confianza empresarial del país, medida a través del Indice de Sentimiento ZEW se está desplomando en el año en curso.

El conflicto ruso afecta enormemente las previsiones de los empresarios, sus decisiones y proyectos de inversión.

INDICE DE SENTIMIENTO ALEMÁN. ZEW

 Historical Data Chart

Hoy el Banco de España ha reconocido una desaceleración de la demanda interna en el tercer trimestre, moderación en el ritmo de creación de empleo, moderación de la inversión empresarial y ralentización de la construcción. El impacto de la desaceleración europea es evidente.

Naturalmente el BCE actuará y ya anunció el pasado 5 de junio nuevas medidas de liquidez y otras posibles, (aunque sin gran sentido económico como la rebaja de tipos recientemente anunciada desde casi cero hasta casi cero).

En vista del panorama Draghi insiste en su aplicación, en engordar el balance del Banco Central Europeo y proporcionar condiciones que permitan poner fin al estancamiento.

El último mensaje lanzado por Draghi es un copia y pega de los utilizados por la FED en distintos momentos desde el año 2.009. 

“Outright purchases will increase the size of the ECB’s balance sheet, We stand ready to use additional unconventional instruments within our mandate, and alter the size and/or the composition of our unconventional interventions should it become necessary.”

El dilema está en la forma finalmente elegida para hacer llegar esa liquidez a la economía y el gran riesgo al que se expone el BCE es que, dado el desencanto de los «espíritus animales», la baja demanda, malas perspectivas y sentimiento deprimido, las medidas no consigan animar la demanda agregada ni el propósito de promover crecimiento.

El mercado espera acción agresiva del BCE  para el próximo mes de octubre.

Después de la fallida subasta de liquidez a los bancos de la semana pasada, se están barajando alternativas para que esa liquidez creada -de la nada- alcance la economía de la calle, la real.

Una de las opciones es la compra de los bonos, Asset Backed Bonds -ABS-, emitidos por las entidades durante la crisis para hacer acopio de liquidez, activos que se mantienen retenidos en los balances de emisores y otros agentes bancarios.

Según JP Morgan existe mucho dinero retenido, «All of the 308 billion euros of ABS issued in Europe in 2006 was sold to investors, while 58 percent of issuance was retained in 2013» y el BCE quiere liberarlo.

La idea que baraja el BCE es, en principio, destinar €300.000 millones a la compra de ABS… aunque la idea que barajan las entidades sobre el destino de esa brutal cantidad de dinero es aún sospechosa, no es pública, a tenor de la baja calidad de la demanda de crédito.

Deberían aumentar el crédito y prestar pero también podrían emplearlo en comprar activos financieros y seguir inflando burbujas y desequilibrios en los mercados financieros tal como vienen haciendo desde hace años.

¿Cómo responderán los mercados?… (reservado).

Interesados en recibir más información y más concreta sobre mercados, estrategias incluidas… suscríbanse al blog! con una modesta aportación de €0.67 / día (€60 al trimestre). Además, colaborarán en su mantenimiento.

Información en cefauno@gmail.com

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.