INTERVENCIÓN DE MERCADO FRENTE A LA RAZÓN DEL APALANCAMIENTO. IBEX-35

El índice de la Bolsa de Shangai ha vuelto a experimentar una jornada de pánico vendedor y ha cerrado en rojo un -7.63%, tras las caídas del -8.2% en la sesión previa.

La fuerte batería de medidas adoptada el mes pasado por el gobierno chino para tratar de detener las caídas «por decreto» ha resultado insuficiente y  la bolsa cotiza sustancialmente por debajo de la zona tecnicamente crítica que aprovecharon las autoridades -Plunge Protection Team chino- para sacar su artillería, vean detalle.

Aún siendo contundente, no ha sido una artillería todo lo pesada que hubieran deseado para convertirse en soporte efectivo de las cotizaciones. Realmente es muy complicado hacer efectiva semejante acción cuando se trata del dinero y decisiones particulares de millones de inversores y ciudadanos.

El nivel de apalancamiento alcanzado por el mercado chino en los últimos meses era histórico e insostenible y las consecuencias muy peligrosas.

Una caída abrupta de los precios obliga a cerrar las operaciones apalancadas de manera forzosa o bien aportar más efectivo a medida que se agota el nivel mínimo de garantías. Una vez consumido el capital de garantía, sólo quedan las opciones de cerrar posiciones, aportar efectivo o la peor… los bienes personales suelen actuar de última garantía y cualquier persona en su sano juicio opta por salir de una operación ruinosa antes que poner en riesgo su casa o cualquier otro activo preciado, por ejemplo.

Así el devastador proceso avanza hasta que la corrección del mercado termina de limpiar posiciones y reducir el apalancamiento, hasta que queden sólo las manos fuertes capaces de soportar el severo revés.

En un mercado emocional y sumido en el pánico, la situación tenderá a buscar el punto de equilibrio entre oferta y demanda, independientemente de las decisiones de manipulación de precios de las autoridades. Esta situación de descontrol emocional es la que trataron de evitar «parando por decreto» las caídas, sin éxito.

Las materias primas en caída libre, inestabilidad política global, ralentización económica en China y global, presunta normalización de política monetaria, guerra de divisas, altas valoraciones y caída de beneficios empresariales, etcétera… son motivos de fondo que justifican la incertidumbre y nervios de los inversores.

Las pautas técnicas del mercado y demás lecturas junto con la ruptura de referencias técnicas clave aportaron el resto para desencadenar el miedo y desplome de cotizaciones.

La sesión de ayer en los mercados globales fue tremendamente emocional, recordaba a los momentos de crisis y venta «por lo mejor» de 2008. Los mercados cayeron a plomo cerrando abajo en torno al 4-5% y con todo el espectro de activos en rojo el trasfondo de mercado fue muy negativo y todas las noticias pesimistas. Un mal día…

… para estar largo en bolsa, mientras que se tornó en muy positivo para las posiciones cortas, como la recomendada y adoptada en QID que, tras subir un +7.9% en la sesión, acumula cerca del 20% desde la apertura.

Para mayor preocupación, Wall Street Journal informó sobre la marcha de beneficios empresariales, recordando haber mostrado el peor primer semestre del año desde 2009. En realidad, de acuerdo con FactSet, gracias a la caída del segundo trimestre, la comparativa de beneficios año/año ha pasado a terreno negativo: «In the first quarter [growth] was a meager 1.1%, but the second quarter is more than offsetting that, expected to contract at a 2.2% rate», y este es un hecho especialmente inquietante en un mercado sobre valorado.

Además las previsiones «reales» sobre los beneficios del tercer trimestre son también motivo de preocupación para analistas, quienes espera un nuevo periodo de ajuste y mayor debilidad en las grandes multinacionales derivada de la fuerte caída de la demanda en emergentes, especialmente en China. 

Como venimos advirtiendo desde hace tiempo, las empresas se han beneficiado de la caída de costes, financieros y energéticos, reducción de plantillas… y los márgenes se están contrayendo desde hace tiempo. Además, la moda de aumentar autocartera también ha incidido en la gran distorsión de cotizaciones y valoraciones.

Parece haber llegado el molesto momento de la verdad y sin un crecimiento sostenido de la demanda, hoy ausente, los factores que han contribuido a la mejora de beneficios han dejado de aportar a las cuentas de resultados. El mercado va a ser paulatinamente más selectivo.

El mercado en su conjunto se ha acercado a zonas de soporte, en situación de sobreventa acusada y miedo inversor. La estacionalidad de fin de mes y de la última semana de agosto invitan a esperar un rebote y será muy interesante analizar su amplitud y desarrollo para valorar posibilidades posteriores.

También el IBEX 35 ha alcanzado la zona superior del rango objetivo de caídas establecido en el post de 7 de agosto, y también cabe esperar un repunte técnico… previo a un muy posible … reservado en atención a lectores de pago.

Interesados en recibir más información y más concreta sobre mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento y ganarán dinero con las sencillas claves para invertir que ofrecemos. Gracias.

www.antonioiruzubieta.com.  Información en cefauno@gmail.com

 Twitter: @airuzubieta, 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.