REFLEXIONES Y RELACIÓN ENERGÍA-BOLSA. WEST TEXAS, S&P500, RUSSELL, NAZ, HYG, TLT.

El mercado de la energía ha recobrado protagonismo en las últimas semanas con motivo de la corrección del precio del crudo iniciada a principios de año.

WEST TEXAS, diario

 

 

 

 

Los intentos de Arabia Saudí para convencer a los miembros de la OPEP a recortar la producción han sido fallidos y, a pesar de que algunos han accedido, el impacto global ha sido más un gesto que un asunto estructural capaz de alterar la oferta agregada y como consecuencia el precio del petróleo continúa cayendo. La producción USA en zona de máximos históricos también es un factor a considerar.

La debilidad de la demanda global junto con excesos de oferta influyen negativamente en los precios, incluso después de que ayer se publicaran las caídas del nivel de inventarios de crudo en USA. El informe también reseñaba incremento de la producción.

Las trampas de los productores OPEP y ocultación de su producción real induce a los expertos a descontar que la producción total apenas ha variado. La dependencia que tiene los países productores de los ingresos de la venta del crudo imposibilita cualquier decisión drástica de reducción de la producción.

Distintos gobiernos de países pertenecientes a la OPEP aparentan formalismos de adhesión al jefe, Arabia, para después incumplir. La desconfianza forma parte de la naturaleza de los cárteles.

Ayer el crudo volvió a caer, dejándose algo más del 2, tras comentarios de expertos y algún informe (explorado en post de ayer) de grandes casas de análisis descubriendo 4 meses después del techo de febrero, que el crudo está corrigiendo y además caerá hacia la zona de los $30 por barril.

Discrepamos en los referido a precios objetivo y encuadramos el comportamiento actual del precio, de los medios y «expertos» dentro de un proceso normal de confusión deliberada, explicado en detalle en post de ayer.

De momento acumulamos una interesante rentabilidad en la posición abierta contra el crudo sugerida en marzo,a través del ETF inverso y doble con símbolo SCO:

SCO diario

 

 

 

 

 

El sector energético sintió de inmediato el desánimo inversor y las caídas de su materia subyacente, nuevamente perdió posiciones se dejó un 1.6% y reafirmó su posición como el peor sector del ranking del mercado americano en el año.

ETF, SECTOR ENERGÍA USA -XLE- diario

 

 

 

 

 

Tras un comportamiento bursátil tan decepcionante, el sentimiento de los inversores hacia el sector es realmente negativo y la ponderación cada vez menor. El aspecto técnico no favorece incursiones todavía pero existen algunos indicadores que invitan a estrechar el cerco de atención.

El Bullish Percentage Index del sector se ha desplomado y tan sólo el 17.6% de las empresas que lo conforman presenta una posición técnica favorable según gráficos Point & Figure, frente al 95% del pasado diciembre.   

BULLISH PERCENTAGE INDEX, ENERGÍA.

 

 

 

 

 

 

El 82% de valores en posición bajista es una lectura extrema y aunque aún cabe cierto empeoramiento, desde el nivel actual solo puede ser marginal, presumiblemente será temporal y pronto surgirán oportunidades.

Otro factor a considerar para evaluar el sentimiento en el mercado del crudo es la curva de cotizaciones a futuro. Actualmente presenta una situación denominada Contango, en la que los vencimientos de plazos más largos cotizan a precios superiores a los del contado y de plazos cortos.

Se trata de una demostración más de la negatividad que reina en el sector y un aporte adicional a interpretar, desde la Teoría de la Opinión Contraria, buscando una interesante oportunidad en ciernes.

Las bolsas respondieron con caídas moderadas a la bajada del crudo, en la recta final al cierre del segundo trimestre del año, para el que restan 7 sesiones de contratación y quizá el séptimo trimestre de subidas consecutivas del índice S&P500,

S&P500 trimestral

 

 

 

 

Las caídas apenas tuvieron repercusión técnica en los índices aunque las ventas centradas en el sector energético, cuyas empresas configuran buena parte de los índices de bonos de baja calidad (Hygh Yield o Basura), se trasladaron a la renta fija donde se produjeron caídas y novedades técnicas -ruptura de pautas- a considerar por su usual correlación con el conjunto del mercado.

HYG Diario

 

 

 

 

 

La debilidad se ha impuesto y sin haber asistido a ruptura de pauta de los grandes índices,

RUSSELL 2000 semana

 

 

 

 

NASDAQ-100 diario

 

 

 

 

… los nervios comienzan a aflorar dejando huella en los flujos de oferta/demanda, con cierta huida de inversores de renta variable que se dirigen a comprar bonos, tal como esperamos siga sucediendo en el próximo futuro.

TLT diario

 

 

 

 

 

Cualquier ruptura de pauta técnica de los índices bursátiles animará al tradicional efecto de vuelo a la calidad, hacia la compra del sector de bonos soberanos e impulsará al alza nuestra posición abierta desde hace semanas esperando tal desenlace. 

Interesados en recibir más información de mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento y ganarán dinero con las sencillas claves que ofrecemos para invertir. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a REFLEXIONES Y RELACIÓN ENERGÍA-BOLSA. WEST TEXAS, S&P500, RUSSELL, NAZ, HYG, TLT.

  1. Estimado Iruzubieta:
    Ante todo felicitarlo por lo acertado de sus análisis en la evolución del mercado de valores financieros y en especial su alerta sobre el diferencial de tipos de interés de los bonos del Tesoro, realizado a principios de mes y que acaba de comenzar a hacer cambiar a la FED, en sus proyecciones de política monetaria con respecto las alzas de tasas de interés y el adelanto del inicio la reducción de su hoja de balance de 4,5 billones de dólares.
    Ello también pone en evidencia las manipulaciones que han venido realizando del inexistente ¨pleno empleo¨ y la inflación ¨congrolada¨, que no acaba de subir, por las supuestas alzas de los salarios, pues las variaciones en la inflación están siendo determinadas fundamentalmente por los cambios en los precios de la energía y la gasolina, así como de la cotización del dólar, inflado artificialmente.
    Al parecer ya es imposible seguir alterando el deterioro de los indicadores y la realidad se impone, la economía real continúa contrayéndose, no solo en EEUU, sino en el resto de los desarrollados, como lo ratifican todos los pronósticos constantemente revisados a la baja por todas las instituciones financieras y solo se están mejorando algunas tímidas proyecciones recientemente, por el afianzamiento del crecimiento y la demanda en China, junto al resto de las economías emergentes.
    Esta es la ¨nueva normalidad¨, que fue pronosticada e iniciada hace años y ahora comienzan a reconocer o sea, la contracflación sistémica del capitalismo, de acuerdo con la Nueva Teoría del Valor, cuya Inflación Sistémica Acumulada (ISA), se incrementó vertiginosamente desde el inicio del neoliberalismo, con el avance de la inflación de precios por un lado y el deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores del otro, por la maximización de la extracción de plusvalía y la baja sostenida de los salario.
    Todo lo anterior ha provocado el incremento de la brecha de la distribución de la riqueza a niveles insostenibles, buena parte de los cambios estructurales en el empleo de la fuerza laboral, la falta de inversión de capital y la baja crónica de la productividad y la competitividad, que amenazan con paralizar la economía.
    No pierda de vista la productividad cuando se conozcan todos los resultados del segundo trimestre, que hasta ahora tienden a ser deplorables.
    La batalla por los precios del petróleo, se presenta nuevamente con trágicas consecuencias geopolíticas, en el escenario tradicional histórico del Medio Oriente, y todo parece indicar que se repetirán las crisis del petróleo de inicios de los años 70´ y 80´ del siglo pasado, que dieron origen al término ¨estanflación¨ (estancamiento económico, alta inflación y desempleo), pero esta vez se trata de ¨contracflacion¨ sistémica (contracción económica, inflación sistémica acumulada y alto desempleo real).
    La contracflación es la ley del neoliberalismo, no es cíclica, es irreversible y entró en su punto de inflexión sistémico con el inicio de la crisis del 2007, de la cual no ha habido, ni habrá recuperación, sino intento de mantener artificialmente el sector especulativo de la economía funcionando, con la fracasada flexibilización cuantitativa, como Ud. ha denunciado y demostrado, al igual que las burbujas financieras en curso, originadas por la burbuja madre del dólar, que denomino efecto dólar.
    Igualmente el pronóstico de la crisis de la deuda (que ahora es total y en todos los sectores clave), así como que la tendencia fundamental de los precios del petróleo y las materias primas básicas es al alza, configurándose (como anticipamos), deflación interna con inflación importada o Inflación Sistémica Mundial Acumulada (ISMA), que no afectará a los mercados emergentes y provocará la Gran Corrección Global.
    Saludos,
    Santiago Brugal Almanza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.