RIESGO DE DEPÓSITOS Y VÍNCULO BOLSA ESPAÑOLA

¿Cómo te sentirías si te quitan todo lo conseguido trabajando? es el título de un artículo, a medias entre finanzas y sensacionalismo, que explica lo sucedido en Chipre, incluyendo un interesante escrito publicado por el propio Banco Central de Chipre el pasado 11 de febrero invitando a los depositantes a guardar la calma… requisito necesario para proceder al posterior robo con éxito.

Contrariamente a lo ocurrido en Chipre, España no debería sufrir semejante desenlace. La situación española dista en numerosos aspectos, para empezar el ratio entre PIB y volumen bancario es infinitamente más pequeño. Chipre era de €18.000 frente a €70.000 y en España estamos en cifras aproximadas de €1 billón frente a €1.48 billones, respectivamente.

Más diferencias. Los Test de Stress practicados a la banca española han sido de los más exigentes efectuados en Europa. Fruto de lo cual, en 2012 ya se llevó a cabo un rescate bancario por importe de €100.000 millones de los cuales aún están disponibles casi la mitad.

La gran banca española obtiene más de la mitad de sus beneficios del exterior, mientras que el conjunto del sector ha sido obligado a adelantar a resultados las pérdidas estimadas para los próximos tres años.

Según los famosos Memorandum de Entendimiento, firmados con la UE para conseguir el rescate, los depósitos bancarios están protegidos ante posibles quiebras, junto con los acreedores en deuda considerada senior.

Son colchones de seguridad que deberían facilitar la travesía por el desierto que está sufriendo el sector amortiguando sorpresas tan desagradables como la acontecidas en Chipre.

No obstante, es de obligado cumplimiento hacer seguimiento y análisis estrecho de los datos de evolución de la economía española. La brutal exposición de la banca a la deuda soberana española, considerando unas necesidades de financiación del Tesoro (unos €250.000 millones sólo en 2013) intranquiliza enormemente y de manera especial sabiendo que hasta la fecha el mercado ha vivido un 2013 de mercado «dulce» pero el Tesoro tan sólo ha captado marginalmente por encima del monto proporcional, cerca del 30% de las necesidades para el conjunto del año.

Los disparatados niveles de déficit combinados con recesión o decreciminento económico agravan la ecuación anterior.

El gradual desapalancamiento de los bancos alemanes y franceses de la marca España en los últimos 3 años, la deuda de la banca española con el BCE estimada en unos €270.000 millones, la entrada en vigor de las Cláusulas de Acción Colectiva a comienzos de este año… son factores de incertidumbre suficientemente contundentes como para dormir con un ojo abierto.

Ante esta coyuntura y las mentiras vertidas desde el Banco de Chipre antes de culminar la trampa, el legendario inversor Jim Rogers afirma:

It’s politicians who are telling you it’s a special case… oh, don’t worry, don’t worry, don’t worry.

What more do you need to know?  When politicians are saying ‘You don’t have to worry’… Please, you better hurry, you better run for the hills. I’m doing it anyway.

I want to make sure that I don’t get trapped.

Think of all the poor souls that just thought they had a simple bank account. Now they find out that they are making a ‘contribution’ to the stability of Cyprus. The gall of these politicians.

Don’t trust any government. If you’re going to listen to government, you’re going to go bankrupt very quickly.

En cualquier caso, las autoridades presumibemente continuarán facilitando las condiciones para conseguir crecimiento y en este sentido una de las herramientas de más probable uso y abuso son los mercados financieros, el famoso apuntalamiento.

El mercado español también goza de la bondad de las autoridades, aunque con episodios de vulnerabilidad pasados, desde el pasado verano el mercado de acciones medido a través del selectivo Ibex-35 ha llegado a subir casi un 50% y tras la corrección de las pasadas semanas aún acumula un +35% desde los mínimos de julio.

La imagen de largo plazo del Índice General de la Bolsa de Madrid, gráfico siguiente, muestra su aspecto con amplia perspectiva y algunos detalles técnicos de gran relevancia.

INDICE GENERAL BOLSA MADRID, Trimestral.

IND.GENERAL BOLSA MADRID, trimestral

En la zona de máximos del pasado mes de febrero confluyen referencias técnicas de interés -directrices y media móvil-  que serán duras de roer, aunque una sorpresiva ruptura al alza debería actuar como testigo avisando de que la situación de fondo mejora y el riesgo de «robo» de depósitos se aleja.

Por el contrario, la pérdida de la zona de los 710 puntos del índice convendría ser tomada en serio, también por los depositantes.

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.