SEÑALES MIXTAS PARA 2013

La evolución económica USA está siendo relativamente positiva en los últimos años considerando la delicada situación de fondo, inmersa en un proceso de ajuste y desapalancamiento sin precedentes.

Una política monetaria agresiva como nunca antes junto con permisividad fiscal y tolerancia a la generación de fuertes déficit están permitiendo esquivar una Gran Recesión.

Como consecuencia, el balance de la FED es el mayor en sus casi 100 años de historia y los déficit presupuestarios de los últimos cinco años, han sumado cerca de $5 trillion a la deuda USA (por comparar, esta cifra supone casi cinco veces España), que ya supera los $16 trillion y un ratio Deuda/PIB superior al 100%.

El comportamiento de la economía está siendo, en todo caso, débil para semejantes apoyos y con una velocidad de crucero del 2% afronta un año 2013 repleto de retos que podrían anular tal crecimiento. La subida de impuestos prevista junto con una obligada reducción del gasto tendrán impacto sobre la marcha del PIB.

El precipicio fiscal es el escollo inminente que más atención concentra entre inversores y analistas, quienes en los últimos días apuestan firmemente por una resolución positiva. El mercado podría beneficiarse en el corto plazo de un eventual acuerdo entre los dos grandes partidos para salvar el «precipicio fiscal», aunque  se conseguiría salvar la anunciada catástrofe mediante acuerdos de mínimos y posibles aplazamientos de las medidas de ajuste.

El año 2013, pos-electoral, presenta una estadística de comportamiento negativa, el peor de los cuatro años de legislatura. Los gobiernos tienden a adoptar las medidas difíciles y antipopulares al principio de su mandato, pretendiendo recoger los frutos a medida que avanza la legislatura y es por eso que los mercados de acciones generalmente lo acusan.

De manera que una economía cuyo PIB crece a trancas y barrancas alrededor del 2% se acerca al temido primer año presidencial con lecturas mixtas, me explico.

Por una parte, en las últimas semanas se vienen conociendo datos positivos de evolución en el sector inmobiliario, mejoras del crédito, de actividad -ISM-, confianza del consumidor al alza, ventas al menor, etc… y aún se espera algún impacto positivo derivado de la reconstrucción de los destrozos del huracán Sandy.

Por el lado negativo, los datos del indicador (que según Rosenberg manifiesta la realidad económica con mayor precisión) CFNAI (Chicago FED National Activity Index) elaborados mensualmente por la FED se presentan deteriorados, en terreno negativo en octubre por primera vez desde marzo, acercándose  a terreno peligroso y que en el pasado ha anticipado recesiones con acierto.

CFNAI graph

No obstante,  aún con estos nubarrones y los que dibujan la incertidumbre sobre la evolución de la economía en Europa y en China, el desorden reinante en Oriente Medio y la propia caída en la marcha de generación de beneficios empresariales USA, la bolsa se presenta razonablemente sostenida, ¿apuntalada?.

SP500 Semanal

Los datos internos se han deteriorado durante la corrección de las pasadas semanas, los Bullish Percentage Indices han pasado a terreno negativo en sus lecturas de Punto&Figura, así como en sus lecturas sectoriales y aconsejan prudencia.

En tanto que los soportes principales sean respetados y gracias al pesimismo de inversores simultaneado con optimismo de Insiders, cabe esperar apuntalamiento adicional y precios al alza o rally de fin de año, especialmente después de conocer el brillante alza en ventas experimentado durante la semana de Acción de Gracias.

Después prudencia!

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.