SUBIRÁN AL UNÍSONO BOLSAS Y RENTABILIDAD DE DEUDA? DOW JONES y SP500

Ayer comentaba el escenario más probable de la Renta Fija, se encuentra cambiando el rumbo iniciado hace 30 años, terminado el ciclo alcista de precios de los bonos, y la Renta Variable como una posible beneficiada, proceso denominado Gran Rotación.

T-BOND LARGO PLAZO. Mensual

T-BOND Mensual

De momento, a pesar de que la renta variable ha escalado desde 2009 cerca del 150% -SP500-  no se ha producido una migración clara de fondos desde los mercados de bonos.

Sí está entrando dinero de particulares en bolsa, tarde como de costumbre, aunque patente sólo desde principios de este 2013. En general, se trata de dinero nuevo y proveniente de depósitos, en menor medida procedente de renta fija.

Como decía, todavía no se observa migración clara de bonos a bolsa, pero sí se ha observado migración de deuda soberana a bonos corporativos y a bonos emergentes -por cierto atentos a la deuda de emergentes, ha experimentado enormes flujos de entrada y creado lo más parecido a una burbuja, ahora queda escaso margen de subidas y  el riesgo de caída es doble: de precios de los bonos y caída de sus monedas de referencia-.

Ante un escenario de subida de rentabilidades de la deuda como el actual y considerando esta subida como una consecuencia «positiva», derivada de la mejora económica y de resultados empresariales, la bolsa debería beneficiarse en el futuro. Existe confianza en que este trasvase vaya tomando cuerpo y es además la línea de pensamiento  de Wall Street, también su principal objeto propagandístico.

A fin de cuentas, la reducción de la expansión cuantitativa será gradual y estrechamente monitorizada desde los laboratorios de mercado de la FED para minimizar su impacto. La actual mejora recaudatoria del Estado permite menores emisiones del Tesoro y por tanto menores compras de la FED. El dinero QE que la FED destina a otros menesteres seguirá presente.

La última encuesta de Bloomberg a 59 economistas indica que esperan el comienzo de la reducción en la reunión del FOMC de octubre, desde $85.000 hasta $65.000 millones al mes. Es decir, Wall Street seguirá recibiendo asistencia, al margen de correcciones puntuales, no debería ser motivo para abortar el rally bursátil.

El trasvase bonos-bolsa está en su infancia y debería intensificarse bajo el supuesto anterior, especialmente cuando, como apuntaba antes, la renta variable es un objetivo esencial en la política de la FED, «apuntalamiento». Por tanto, la respuesta al título es afirmativa bajo determinados supuestos,  hoy los más probables.

Un dato de mercado para curiosear… el Dow Jones ha alcanzado un nuevo hito, conseguido tras haber transcurrido 111 sesiones sin encadenar 3 sesiones de caídas consecutivas. Desde 1935 el Dow no superaba esta métrica, cuando el índice alcanzó 93 sesiones sin encadenar 3 consecutivas de caída.

DOW JONES Diario

DOW JONES

Atención al repunte de las pasadas tres sesiones, ha alcanzado una zona técnica idónea para girar de nuevo a la baja, tras un pull-back a la directriz de tendencia y sin haber conseguido, aún, superarla.

El pasado viernes indicaba en el escrito SP500 Comprar o esperar «en tanto que el SP500 cotice por debajo de los 1.648 puntos en cierres, el escenario bajista presenta mayor probabilidad que el alcista y se irá confirmando con precios por debajo de los 1.608 puntos»

SP500 15 minutos

SP500 15 min

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.