EMPLEO USA y REVISIÓN DE EXPECTATIVAS DE SUBIDA DE TIPOS. S&P500

El Bureau of Labor Statistics publicó el viernes el informe de empleo USA, desvelando una nueva sorpresa macro que pone en entredicho la -data dependiente- subida de tipos prevista y anunciada por las autoridades para próximas reuniones del FOMC. 

La economía USA creó en mayo 38.000 empleos, lejos de los 170.000 esperados y el peor registro mensual de creación de empleo desde septiembre de 2010.

Dato decepcionante que podría responder a factores como la incertidumbre política previa a las elecciones o a la cacareada subida de tipos este mes o el siguiente. O quizá se trata sólo de una demostración más de la frágil realidad económica USA, inmersa desde 2009 en una recuperación artificial y a trompicones que no termina de ganar tracción.

Además del mal dato de mayo, el Labor Department anunció también la revisión y una rebaja sustancial de los datos de creación de empleo de los anteriores dos meses. Los empleos creados en abril son 123.000 frente a los 160.000 publicados entonces y en marzo se crearon 186.000 frente a los 208.000.

El sector manufacturero americano, lejos de crear trabajo, viene destruyendo puestos de trabajo desde hace 5 meses y parece estar arrastrando al sector servicios en su tendencia, sector que todavía crea empleos pero a un ritmo muy lento e insuficiente para generar crecimiento del PIB.

También el viernes, el Institute for Supply Management presentó un informe ISM no manufacturero, de servicios, que corrobora la tendencia  manifestada por la evolución del empleo. El ISM servicios de mayo cayó hasta 52.9, desde el 55.7 anterior.

La participación en el mercado laboral también descendió en mayo, hasta el 62.6% nivel más bajo desde el año 1977.

Labor Force Participation Rate

Según indica el informe de empleo, la tasa de paro cayó 3 décimas hasta alcanzar un ilusorio nivel del 4.7%, no visto desde hace 8 años:   «The unemployment rate declined by 0.3 percentage point to 4.7 percent in May, and nonfarm payroll employment changed little (+38,000), the U.S. Bureau of Labor Statistics reported today. Employment increased in health care. Mining continued to lose jobs, and employment in information decreased due to a strike».

La caída de la tasa hasta el 4.7% se debe principalmente a la fuerte reducción de la fuerza laboral en mayo, de 458.000 empleos. Estos hechos junto con los datos de venta de vehículos y vivienda comentados en el post del jueves reafirman el escenario de fragilidad crónica de la economía que venimos defendiendo en este blog.

Así las cosas, el paro en el 4.7%, sitúa la tasa por debajo del nivel natural de empleo USA, un hecho muy importante ya que la teoría económica considera que cuando el paro se encuentra por debajo de su Tasa Natural se producen tensiones de precios, vía salarios, y un eventual reflejo en aumentos de inflación. 

Dada la escasa fiabilidad de los datos de empleo, el mercado no se cree este cuento de la tasa natural generando presiones inflacionistas y nada más conocer el dato el viernes ajustó con rapidez las expectativas de subida de tipos.

El jueves sólo un 18% de inversores esperaba que la FED no subiría tipos en 2016, pero porcentaje subió el viernes, tras conocer el paro, hasta el 39%.   

Será muy interesante observar el presumible impacto de estos datos en la próxima actualización del modelo de PIB en tiempo real -GDP Now- de la FED de Atlanta, este jueves 9 de junio. 

Evolution of Atlanta Fed GDPNow real GDP forecast

También interesantes serán las próximas comparecencias de los distintos miembros del FOMC, Sra. Yellen incluida, que tantas veces han anunciado subida inminente de tipos basada en la presunta fortaleza económica que afirman observar.

El mercado de acciones respondió a la noticia de empleo con inusual tranquilidad, sólo explicable desde la perspectiva «cuanto peor mejor», es decir, cuanto peores sean los datos más tarde subirá la FED los tipos oficiales.

El dato de paro es quizá el que más mueve los mercados y suele originar fuerte volatilidad, sin embargo, semejante sorpresa como la del viernes fue tomada con frialdad y apenas desplazamientos de precios.

Tras una apertura decididamente bajista, de un punto porcentual, tras una hora de sesión surgieron «de la nada» unos vientos de estabilización de las cotizaciones que resultaron efectivos y permitieron a los principales índices cerrar casi planos, el Dow abajo un -0.18%, Nasdaq plano y S&P500 abajo un -0.30%.

El sector bancario fue de nuevo uno de los más castigados, bajo la presunción de que los tipos permanecerán bajos por largo tiempo y por tanto, los diminutos márgenes y estrechos diferenciales que tanto perjudican a sus cuentas, seguirán siendo un lastre por tiempo indefinido. 

La limitada operativa y volatilidad de los mercados en la sesión del viernes se circunscribe dentro del estrecho rango lateral que vienen dibujando los índices americanos desde hace 10 semanas.

S&P500 15 minutos

SP500 15 min

 

 

 

 

Una demostración de fortaleza, artificial por asistida, que anticipa elevadas posibilidades de un inminente intento de asalto al nivel de máximos históricos registrado el pasado verano en los 1.234 puntos de S&P500, sólo un 1.67% por encima de los precios de cierre del viernes.

Un escenario que abre posibilidades técnicas de gran interés para el futuro de los mercados, previsiblemente se producirá un impulso inicial… (reservado en atención a suscriptores de pago).

Interesados en recibir más información de mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento y ganarán dinero con las sencillas claves que ofrecemos para invertir. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com

Twitter: @airuzubieta

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.