MUERE LA EMPRESA, BÁLSAMO DE TIGRE.

El Census Bureau americano ha revelado unos datos empresariales que invitan a la reflexión, especialmente hoy que el Banco Central Europeo se dispone a imitar a la Reserva Federal, en su política ultra expansiva empleada para rescatar las finanzas y diseñada para estimular la economía real.

Independientemente de las intenciones y políticas de los gobernantes monetarios, es una perogrullada afirmar lo ilusorio que resulta pensar que la demanda se pueda crear desde los despachos, es un asunto mucho más real y complicado.

De otra forma, no habría pobreza en el mundo. El progreso se consigue con esfuerzo, formación, habilidad, acceso al crédito, trabajo duro, condiciones favorables de financiación, asunción de riesgos, etcétera… y de ahí, eventualmente surge la demanda.

El Census Bureau ha revelado una noticia demoledora para el actual sistema capitalista, pero controlado desde los despachos.

El número de empresas USA creadas en 2014 es inferior al de las empresas cerradas por primera vez en la historia. En el transcurso del año, 400.000 empresas fueron constituidas mientras que 470.000 recibieron el certificado de defunción.

Jim Clifton, CEO de Gallup, advierte opina que si la empresa muere, América muere con ella. «When small and medium-sized businesses are dying faster than they’re being born, so is free enterprise. And when free enterprise dies, America dies with it,”

Los Bancos Centrales han adoptado el papel, entre otros,  de salvadores de los políticos, quienes gracias a su dudosa gestión de los ciclos, han permitido una vulnerabilidad económica y financiera incapaz de afrontar el ciclo bajo.

Al disponer de dinero a espuertas, fabricado desde los Bancos Centrales, los políticos no se ven obligados a introducir las reformas necesarias, por dolorosas, y nunca sentirán la necesidad imperiosa de hacerlo mientras los Bancos Centrales paguen (con dinero de monopoly).

Los políticos han convertido sus plazos de actuación y proyectos en cortoplacistas, plazos que por norma general no superan el término de sus respectivas candidaturas.

Muchos directivos de empresa padecen similar dolencia, prima la posibilidad de aumentar sus bonus sobre los intereses y estrategia de largo plazo de sus compañías.

El auge de las stock options fue increíble, sólo para beneficio de los CEOs. El año pasado, la inversión -CAPEX- empresarial en USA estuvo estancada mientras la inversión empresarial en autocartera se disparó hasta niveles máximos históricos. La autocartera no genera empleos, ni actividad pero sí aumenta el Beneficio por Acción, impacta sobre las cotizaciones, aunque ficticiamente… y en los bonus.

No existe una fórmula mágica para solventar los problemas, obviamente siempre es más fácil criticar que aportar soluciones. Soluciones distintas a las actuales para resolver el embrollo económico financiero de nuestros días son dolorosas, más aún desde que los Bancos Centrales optaron por la opción Zimbawe, rebasando además las líneas de no retorno.

A principios de siglo aún cabía la posibilidad de actuar con disciplina y ortodoxia, limitar la fiesta de liquidez, imponer controles efectivos a los desmanes de la banca, políticas de control real de las partidas de gastos-ingresos, las deudas, sufrir el ciclo, echar a los dirigentes inefectivos… limpiar y volver a empezar.

Hoy es demasiado tarde y peligroso actuar, el ciclo de crédito está demasiado extendido y descontrolado, las deudas soberanas disparadas, mercados financieros distorsionados, deudas personales y empresariales ahogando las posibilidades de prosperar, las economías sufriendo el combinado exceso de capacidad instalada y baja demanda, los bancos sistémicos considerados «too big to fail» y los mercados de derivados son hoy mucho mayores y peligrosos que en 2007… y por otro lado, sobra la liquidez pero está estancada.

Paradojas de la vida!, y hoy viene el mago «whatever it takes», Sr. Draghi, con su Bálsamo de Tigre, mucha más liquidez, esta vez a chorros. ¿Para qué?, el Sr Artero, de El Confidencial, intuye expone la siguiente reflexión, con la que coincido, con ciertos matices en lo referido a los mercados:

«Continuará la inflación de activos de todo tipo, aumentará aún más el peso de la economía financiera frente a la real, se deprimirán adicionalmente las rentas del ahorro, crecerán las desigualdades y, al final del día, cuando la burbuja estalle, todos seremos mucho más pobres. Por generaciones y generaciones. Esa es la verdad que no se cuenta de lo que se aprueba este jueves. El impacto no sólo será económico, sino político. Lo que está sucediendo ya en muchas democracias occidentales son olitas ante el tsunamiparlamentario que se les avecina. Y social, con la cohesión puesta entre la espada y la pared. A estos nos enfrentamos gracias a la imprudente decisión de quien renunció a la ortodoxia en beneficio de… ¿qué?».

Por cierto, el bálsamo de tigre es efectivo y da calor durante un tiempo limitado, pero no cura, luego se enfría y queda una sensación incómoda… el dolor permanece.

Bien, el Bálsamo de Tigre del BCE parece consistirá en, una copia exacta del QE-3 americano, fabricar-de-la-nada $50.000 millones al mes durante al menos un año para comprar deuda, salvo condicionantes aún no desvelados y que provocarían volatilidad en el mercado.

De acuerdo con la posición actual de los mercados, las expectativas y análisis de lo sucedido en situaciones similares, la  respuesta más probable de los distintos mercados de acciones, del Oro, el Dólar…  (reservado para suscriptores) abre un abanico de interesantes oportunidades, algunas expuestas en el post de ayer, del martes y del viernes.

Interesados en recibir más información y más concreta sobre mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.