¿POR QUÉ LAS ÉLITES SE JUEGAN MUCHO?.. Y NOS LA VAN A JUGAR. EUROSTOXX, DOW JONES

Habiendo mejorado los niveles de bienestar desde los peores registros de la recesión, la sensación económica que se respira a pie de calle dista mucho de una imagen ideal. 

También de la que presentan las instituciones y organismos internacionales, autoridades monetarias o gubernamentales, etc… quienes utilizan las bondades de la estadística y de determinados datos macro económicos para justificar sus decisiones y argumentar en favor de la marcha y expectativas económicas y financieras.

Se juegan mucho.

Tras 7 años de crisis en recuperación asistida y gran desmadre monetario, han inundado el planeta con deudas impagables y lastrado el futuro económico de generaciones venideras sin haber logrado afianzar la inercia económica deseada.

La falta de inversión productiva y fragilidad de la demanda son estructurales, no mejoran ni se dirigen desde los despachos.

La saturación de deuda que padece la mayoría de agentes económicos lastra cualquier intento de recuperación económica sostenida y la liquidez creada para paliar los problemas y continuar engrasando los mecanismos de la economía moderna, sufre la indeseable trampa de liquidez que venimos advirtiendo largo tiempo.

La economía está basada en el aumento de deuda y, a su vez, depende del ciclo de crédito. Éste cambió su rumbo hace años y se encuentra en un proceso de ajuste normal que las autoridades han creído posible manejar.

Cada día que pasa y cada dato que se publica supone un quebradero de cabeza para las autoridades monetarias, se están percatando de las limitaciones de la política y aterrados con la actual amenaza de nueva recesión, es tarde para corregir el craso error cometido.

Si la economía fuese sencilla de gestionar, Zimbabue sería la primera potencia mundial. Sus autoridades y Banco Central se dedicaron a fabricar dinero para engrasar la economía y regar… los bolsillos de una de las clases político económicas más corruptas del mundo, pero engendraron un proceso de inflación galopante, devaluación masiva y una pobreza alarmante.

La devaluación fue de tal envergadura que en julio de 2008 el Banco Central de Zimbabue puso en circulación un billete de 1000 millones de dólares zimbabuenses.

Hoy Venezuela afronta similar destino, el billete más grande en circulación es de 100 bolívares y la inflación ha provocado una devaluación tal que ese billete vale al cambio menos de 15 céntimos de euro. ¿Quieres comprar un electrodoméstico en Venezuela? Necesitas un saco lleno de billetes «grandes». El Banco Central no tiene dinero ni medios de seguridad para imprimir y distribuir nuevo papel moneda. La pobreza es también alarmante y la falta de alimentos y medicamentos básicos es extrema.  

En Europa el dinero sigue agazapado en las aras del BCE, los bancos tienen alrededor de €700.000 millones en la cuenta de facilidad de depósito, y además en vez de dedicarse al negocio bancario tradicional, prestar dinero para fines productivos, optan por comprar activos respaldados por los programas QE como los bonos. 

No se fían de la calidad de la demanda y no prestan, de igual forma que los empresarios, no se fían de la solidez de la recuperación ni de la demanda y no invierten.

Los mecanismos de transmisión de política monetaria permanecen obstruidos, la velocidad de circulación del dinero está en mínimos históricos y los multiplicadores el dinero de las grandes regiones económicas del mundo en posición deplorable.

Los datos macro USA están decepcionando y la fragilidad de la economía -a trompicones- sigue estructural. Distintos datos-testigo, explicados en recientes post, advierten riesgo elevado de recaída económica y además, un dato publicado por la propia FED abunda en la detestable advertencia.

La FED acaba de publicar su informe trimestral sobre prácticas bancarias y evolución del crédito, reconociendo una triste realidad. Los estándares de concesión de crédito al sector industrial y comercial han empeorado significativamente y se encuentran en niveles de 2009.  También han empeorado la demanda del crédito.

MAM3499a 0503 C&I Loan Chart

La tozudez del ciclo de crédito, de la naturaleza propia de la economía, persiste y ahora que se han encadenado tres trimestres consecutivos de deterioro del crédito se encienden todas las alarmas. Cada vez que se ha producido tal secuencia, la advertencia se ha convertido en realidad y siempre ha adelantado recesiones económicas.

Las revisiones de expectativas sobre el crecimiento económico global vienen ajustándose en los últimos años sistemáticamente a la baja. La Comisión europea acaba de reducir sus previsiones para la Zona Euro en este 2016 hasta el 1.6% y para 2017 hasta el 1.8%, además de rebajar previsiones de inflación desde el 0.5% hasta un 0.2% en 2016.

El agregado de previsiones para la economía global es realmente poco halagüeño y descendente como lo ha sido desde 2011. Actualmente se estima un crecimiento global para 2016 cercano al 2.5%, frente al 3.5% que estimaban los «gurús» hace sólo un año. 

El modelo económico basado en incremento de deuda está viciado y cuando el ciclo de crédito embiste, arrastra al conjunto de activos y mercados financieros irremediablemente.

La brecha de desigualdad ha aumentado brutalmente desde la crisis, la recesión, falta de empleos, socialización de las pérdidas… han empobrecido a las clases menos favorecidas. El arrastre que lidera el ciclo de crédito, terminará por impactar de nuevo en los mercados financieros y nichos de la riqueza de las élites, amenaza con empobrecer a las clases más favorecidas. 

¿Se defenderán al estilo Zimbabue? Hasta la fecha están sembrando unas semillas de inflación que, de momento, no brotan. Sin embargo, la mejor forma de aligerar el peso de la deuda, ahora que la evidencia demuestra que no será a través de crecimiento económico, es mediante la creación un proceso de inflación acusada.

Un proceso que reducirá el valor de las deudas y con visos de arruinar las depauperadas cuentas de ahorro y previsión social para los mayores. Empobrecerá más a los ahorradores e inversores menos preparados.

Existen distintas formas y activos orientados a proteger el dinero frente a episodios de inflación alta, de las que hablaremos en siguientes posts.

La recomendaciones o estrategias operativas incluidas en el post de ayer presentan expectativas excelentes en términos de rentabilidad riesgo (una de ellas cerró subiendo +7.9%), no tanto como las de los mercados de acciones que cerraron perdiendo cerca del punto porcentual y deteriorando su aspecto técnico en línea con lo esperado…

EUROSTOXX 50 semana

EUROSTOXX 50 semana

… y en línea también con la influencia de la temporalidad anual que tanta presión ejerce, vean post de 28 de abril, y mantiene vigente el aforismo «sell in may and go away», desde hace más de 80 años.

DOW JONES semana

DOW JONES semana 

 

 

 

 

Interesados en recibir más información de mercados, gráficos, estrategias… suscríbanse al blog! por sólo €0.67 / día (€60 al trimestre). Colaborarán en su mantenimiento y ganarán dinero con las sencillas claves que ofrecemos para invertir. Gracias.

Información en cefauno@gmail.com

Twitter: @airuzubieta

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.