¿POR QUÉ FALLÓ EN 2012 LA ESTRATEGIA DE DIVIDENDOS «DOGS OF THE DOW»?

Dogs of the Dow es una sencilla estrategia de inversión para situaciones en las que prima la búsqueda de rentabilidad vía dividendos, que consiste en comprar los 10 valores del Dow Jones que distribuyan mayores dividendos.

Se trata de una estrategia conservadora que incluye a valores de primera línea y sencilla como decía, cuasi-estática, que sólo varía de componentes una vez cada año y por norma general es ganadora. No en vano, cerca de la mitad de la rentabilidad obtenida por el mercado en el largo plazo proviene de la reinversión de dividendos.

El año 2012 fue realmente intenso en cuanto a las recomendaciones de casas de análisis invitando a configurar carteras en las que primara el factor dividendo, para así sortear las consecuencias de la represión financiera y políticas de interés cero -ZIRP-

Concluido el año 2012, se observa con sorpresa que la recomendada estrategia ha funcionado de manera mediocre, consiguiendo resultados muy inferiores a los de los índices. Dogs of the Dow alcanzó un 9.8% de rentabilidad frente al 16% del SP500 y peor aún,  al 19.1% conseguido por los valores del SP500 que no pagan dividendo.

Bespoke ha diseccionado el comportamiento del SP500, subdivididiendo al índice en percentiles, desde los 10 que más dividendo pagan hasta los 10 que menos, vean cuadro,

¿Por qué se han comportado peor los que más dividendo pagan y viceversa? Generalmente, cuando las voces del mercado confluyen en una misma dirección y originan una masa crítica suficiente a favor, entonces conviene buscar en otro nicho distinto si se quiere encontrar la deseada «alpha». Quizá ha pesado más el miedo al precipicio fiscal es una respuesta y el hecho de la subida de tipos impositivos impuesta a las rentas también ha provocado ventas de los «Dogs» en los últimos compases del año.

La rentabilidad acumulada de los Dogs desde 2000 es del 173.9 % frente al 143.1% del índice de manera que aún puede ser interesante su uso en carteras de perfil conservador y de largo plazo.

Mejor, si la estrategia se combina con métodos de identificación de tendencia y estacionalidad.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Boletín Macro y Mercados. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.